La exquisitez de nuestras flores preservadas

En un intento (plenamente conseguido) de naturalizar las flores que ofrecemos, inmortalizándolas gracias a un avanzado proceso, conseguimos flores totalmente naturales y de una belleza imperecedera.

Este proceso de estabilización permite que las flores preservadas tengan un aspecto joven, fresco y duradero en el tiempo: su aspecto original.

Además, su elegancia, a diferencia de las flores secas o artificiales, se mantiene de un modo casi mágico, sin riego alguno ni necesidad de luz.

La vocación por crear productos únicos

El proceso de preservación natural de las flores parte de una selección de estas desde el cultivo hasta la presentación de un producto natural y lleno de vida, a la vez que inmortal.

roas preservadas corazón

Preferimos la preservación

En la parte fundamental de este proceso de estabilización de la flor, no se produce la deshidratación de esta; muy al contrario, la flor cortada entra en un proceso de absorción de una solución especial que mantiene toda su naturalidad y frescura originaria, a modo de elixir mágico de juventud, totalmente biodegradable y que sustituye a la savia de la planta. Es importante por lo tanto recalcar que nuestras flores no sufren el proceso de  liofilización ni deshidratación

Lozanía y frescura sin igual

Frente a la pérdida de belleza y frescura de las plantas liofilizadas o deshidratadas, comúnmente conocidas como “flores de plástico” o “flores secas”, nuestras plantas crean sensación de lozanía y de vida, pues su belleza original adquiere vida eterna delante de nuestros ojos.

Un resultado natural

El resultado final de este proceso es el de una flor en toda su belleza y esplendor, con un aspecto natural y lleno de vida, que no requiere ninguno de los cuidados específicos de cualquier planta no preservada, a base de riegos, poda ni luz; tan solo el gusto por mantener esta flor viva en nuestro entorno.

Roses to Love

¿Qué tienen de especial las plantas preservadas?

Nuestros clientes tienen, con este producto, la posibilidad de adquirir una planta cuya adquisición y conservación solo conlleva ventajas. Veamos cuáles son:

Total conservación sin mantenimiento

Gracias a su proceso de preservación, son imperecederas, sin perder un ápice de naturalidad y viveza.

Sin necesidad de cuidados especiales ni mantenimiento, nuestros clientes podrán disfrutar de su eterna exquisitez y frescura, una lozanía que podría parecer impensable en plantas que no lleven mantenimiento.

No crecen, ni se rompen, ni pierden color ni frescura

Son muestra de que en ellas el elixir de la vida es posible. No son flores de plástico ni flores secas, lo que se muestra en su aspecto fresco y lozano convirtiéndose en  fragmentos de belleza detenida en el tiempo.

No son tóxicas

Gracias a un cuidado proceso de estabilización, con sustancias biodegradables 100%: son flores que pueden ser disfrutadas por todos, niños, mayores, mascotas…

conjunto roses to love

Mínimos cuidados para un máximo esplendor

Con el fin de la flor no pierda nunca esa distinción y belleza que caracterizan a estas flores preservadas, tan solo hay que tener en cuenta unos mínimos cuidados, como son: evitar largas exposiciones al sol directo y a la humedad, no regar, desempolvar con un secador de aire o material de tela suave, como cualquier otro artículo decorativo, con el mismo mimo y atención con el que fueron preservadas.

De este modo nuestros clientes podrán disfrutar totalmente de la delicadeza y naturalidad que las flores preservadas de Roses to love aportan a sus hogares.

© Copyright - Mundo Luxury - Roses to Love