¿Qué son las rosas eternas?

¿Qué son las rosas eternas?

El deseo de toda persona amante de las flores es el de la conservación de una flor eterna para salvaguardar su belleza y frescura natural. ¿Y qué mejor flor que una maravillosa rosa para ello? La rosa eterna por excelencia es la rosa preservada, pues, como su propio nombre indica, se preserva la flor durante años en su estado original, de una forma casi mágica.

La denominación de “rosas eternas” realmente se puede aplicar solo a aquellas rosas que han sufrido un avanzado proceso de preservación, a través del cual las rosas conservan su lozanía natural durante años. Estas flores eternas, que son preservadas para ello, en realidad, son flores naturales imperecederas durante años, y precisamente lo son porque se les ha aplicado un cuidadoso proceso que les permite conservar su belleza y naturalidad originales. Son rosas naturales, de una apariencia natural y un aspecto impecable y sedoso, como corresponde a los pétalos de una rosa, en este caso a una rosa inmortal.

Durante este proceso de preservación natural se necesita de un cuidado y atención especial en todo momento, desde la selección de las rosas con mejor aspecto, hasta su presentación dentro del conjunto, pasando por los pasos de la preservación en sí.

El resultado final es el de una rosa natural que conserva su aspecto originario y lleno de vida durante años, siempre con unos mínimos cuidados que cualquier persona puede dispensarle, pues la conservación de estas flores naturalizadas es mucho más sencilla que el proceso de su preservación como tales para conseguir esa eternidad en el tiempo.

 

¿Rosas liofilizadas o rosas eternas?

Las rosas eternas son flores preservadas y se llaman “eternas” porque, a diferencia de la liofilización y del secado, la preservación es el proceso de estabilización totalmente diferente a la deshidratación, lo que permite un resultado más natural y duradero de la flor que las rosas secas o las rosas liofilizadas. Estas últimas también pueden ser duraderas en tiempo, pero el proceso que sufre la rosa liofilizada contrasta con el de las rosas eternas, pues en el primer caso, mediante un complejo proceso de congelación, deshidratación, sublimación del hielo, se consigue la duración en el tiempo. Además, requiere de una maquinaria específica y la flores no conservan la misma lozanía natural que las flores preservadas.

Nuestras rosas preservadas, en cambio, consiguen su estabilización gracias a un proceso artesanal de rehidratación en el que se cuidan todos los detalles; es por ello que no pierden un ápice de su exquisitez y frescura original y ahí radica la diferencia: la conservación de su elegancia original durante años a través de un proceso artesanal.

En la preservación de las rosas naturales la flor cortada absorbe una solución especial que sustituya a la savia de la planta, manteniendo su frescura y naturalidad, a modo de elixir de juventud. El resultado es impecable, ya que su aspecto es joven y natural prácticamente sin necesidad de luz ni riego.

 

comprar rosas eternas

Precio de las rosas preservadas

Como se ha explicado antes, el proceso artesanal de nuestras colecciones de rosas eternas se da en todo el proceso de la cadena, desde la selección inicial, hasta su disposición manual, una a una, en cada arreglo floral, por lo que resultan rosas baratas si tenemos en cuenta su calidad, el delicado proceso manual que requiere y la elegante presentación

Es por ello que las rosas eternas varían en precio, dependiendo del número de rosas, las posibilidades de elección y presentación y, sobre todo, el tamaño de los arreglos florales resultantes. En las colecciones medias ofrecemos la colección Florencia o la colección Madrid, lugares cosmopolitas que son los elegidos para representar estas, dependiendo de la elección del color de los pétalos. En ambos casos el cliente puede encontrar rosas baratas en relación calidad-precio, con la doble posibilidad de ser presentadas en uno o dos colores, en armonía con los colores de la caja, siempre en blanco sobre negro o viceversa.

Cuestión aparte merece la colección Mónaco, la más pequeña de todas pero no por ello menos elegante, por ser un detalle sencillo y exquisito, aunque siempre con la doble posibilidad en la elección de color de la rosa y de la caja, formando ambos un conjunto único, pues, como reza el dicho, “la buena esencia se guarda en frasco pequeño”.

 

Comprar rosas preservadas

 

Tradicionalmente, la rosa siempre ha sido un símbolo de la juventud y belleza que, inexorablemente, se va perdiendo con el paso del tiempo. En cambio, la rosa regalo que ponemos a disposición de nuestros clientes es una rosa eterna que mantiene ese aspecto originario sin alterarse con el paso de los años, sin apenas cuidados ni mantenimiento, por lo que nuestras rosas preservadas son la mejor opción para comprar, pues se convierten en un regalo diferente y único, preparado con mimo de artesano para conseguir una disposición especial.

Estas rosas preservadas suponen la mejor inversión de belleza y naturalidad. Únicas para cualquier ambiente al tener una vida muy superior al resto de rosas tratadas, son la mejor opción para conservar rosas de aspecto natural, pues no se rompen, no caen los pétalos, ni pierde un ápice del color con que son adquiridas.

Nuestras flores preservadas online pueden adquirirse fácilmente, pues son totalmente personalizables, haciendo un simple click en cada una de las posibilidades que presentan las distintas colecciones, con un abanico de colores que incluye rosas eternas negras. Tan solo se trata de elegir entre las muchas posibilidades que se ofrecen

Comprar rosas eternas

Cajas de rosas preservadas

 

Tradicionalmente, las rosas naturales se regalaban en ramos o de una en una, dependiendo de la intención y el presupuesto. Posteriormente, se puso de moda su presentación como “bouquet floral” en ramos cortados y con un gran lazo, lo que les otorgaba mayor elegancia, aunque ambas presentaciones eran imposibles prácticamente en una venta online.

En la actualidad, la presentación de rosas en cajas es la tendencia para ser entregadas en la distancia, aunque desde Roses to love hemos avanzado en una presentación de cajas, al ofrecer al cliente elegantes arreglos florales para ser conservados en el tiempo como un conjunto único (frente a las cajas planas fungibles).

Se presentan con formas cuadradas o redondas, rematadas con elegantes lazos, lo que dista mucho de una simple caja-regalo básica, por lo que la caja se sigue manteniendo, pues forma parte del conjunto decorativo de las rosas preservadas.

Dispuestas en colecciones de rosas, con algunos cambios, a elección del comprador, su disposición personalizada permite cierto margen en la variedad de formas de presentación, pero lo sorprendente es el resultado final, de una elegancia y distinción inigualables. En este sentido, los conjuntos de rosas eternas permiten distintas posibilidades, pues son tres arreglos diferentes, en colores de pétales, y en tamaño y forma de la caja (siempre en conjunción). La pequeña con forma de corazón es el símbolo de la rosa regalo por antonomasia.

En definitiva, desde Roses to love conseguimos esa rosa inmortal, símbolo de la belleza y la lozanía que puede preservarse para ser lucida en aquellos rincones especiales en nuestras vidas: un arreglo floral único, símbolo de elegancia y armonía sin igual.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *